Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

22/07/2017

CPE 1704 TKS

¿De veras has reconocido esta secuencia alfanumérica? Pues en tal caso, enhorabuena: eres un friki que-te-cagas.

Porque CPE1704TKS es el código de lanzamiento de los misiles norteamericanos en la película Juegos de guerra (WarGames, 1983), código que descubre el superordenador Joshua en poco más de 5 minutos ante el pánico de militares y técnicos reunidos en la sala de control del NORAD, North American Aerospace Defense Command o Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial, un organismo real que se encarga de la defensa y control aéreo de USA y Canadá y cuyas instalaciones se sitúan en Cheyenne Mountain (Colorado).

Durante aquellos años de la era Reagan parecía latir por momentos una psicosis colectiva; al menos fue uno de los enfoque políticos en los programas del conservadurismo norteamericano y a los estudios de Hollywood les faltó tiempo para tratar el tema con profusión. Según dicha tesis América, dicho así con la boca grande, estaba en peligro ante una inminente amenaza del arsenal soviético (que como después se supo no era tan grande y sí notablemente obsoleto), lo que hubiese desencadenado la III Guerra Mundial, la “guerra nuclear total” que auguraban series, películas y juegos de manera apocalíptica.

Juegos de Guerra es un verdadero clásico de los 80 comparable a las sagas de Regreso al Futuro o Indiana Jones. Su principal atractivo radica en mostrar los primitivos tiempos de internet, con sus módems telefónicos chirriando y pantallas de fósforo repletas de comandos. Un cuento con moraleja acerca de la inteligencia artificial y la estupidez humana arrastrada por la carrera armamentística. Y además está el hacker joven y audaz que encarna perfectamente Matthew Broderick frente a un todopoderoso ordenador y contra la ceguera de la cúpula militar.

La frase del final es digna de enmarcar, cuando proponen a Joshua que juegue contra sí mismo al ‪Tic-tac-toe‬ (Tres en raya) y concluye con su voz electrónica:

A strange game. The only winning move is not to play.

Es decir,

Extraño juego, la única manera de ganar es no jugar.

Siempre es un placer revisitar uno de los films con que crecimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies