Categoría: Anécdotas de carne y hueso

Valery y las musas

El filósofo y poeta francés, Paul Valery era una persona bastante desgarbada que no prestaba una atención especial a su imagen. Cierto dí­a, se le acercó una joven que le dijo: «Su aspecto no hace pensar para nada que usted sea un elegido por las musas». «Tiene usted razón, señorita -replicó en voz baja y con

Precaución ante los bandidos

El filósofo francés, Ernest Renan andaba con los preparativos de un próximo viaje a Palestina, cuando un buen amigo le advirtió de los peligros del lugar: «Cuidado Ernest, hay muchos bandidos por allí­. Creo que deberí­as llevar contigo un fusil, por si acaso». «¿Para qué? ¡Los bandidos me lo robarí­an!»

Los años pasan para todos

El polí­tico y escritor gaditano del siglo XIX, Antonio Alcalá Galiano se encontró con una conocida a la que no veí­a desde hací­a más de veinte años y esta le espetó: «Don Antonio, le encuentro muy viejo». Él la observó y contestó: «Tampoco usted está más joven. Le ocurre lo que a los que se

Dirac, el fí­sico con el alma más pura

El progreso de la ciencia requiere de esos cientí­ficos que además tienen alma de artista para cambiar nuestra visión de la realidad, tan sumamente miope. Cada vez que demasiadas preguntas se agolpan en el fondo del laberinto, dichas preguntas necesitan ser re-formuladas desde una perspectiva nueva. Ahí­ cobra importancia el cientí­fico audaz, aquel que añade

¿Cuál era la pregunta?

John Kenneth Galbraith (1908-2006) economista estadounidense, diplomático, novelista, cronista periodí­stico y asesor polí­tico de varios presidentes norteamericanos, contaba la siguiente anécdota ocurrida en la Universidad de Harvard, donde habí­a sido profesor: Apareció un pintada sobre una pared de la Universidad que decí­a: «Dios es la respuesta» Al dí­a siguiente alguien habí­a añadido debajo de la

Juez del horror

¿Imaginas que en la vista oral en la que te juegas una más que segura condena a muerte, el juez te ordena que te quites el cinturón para que durante la misma se te caigan los pantalones y seas el hazmerreí­r de la sala? Bien, pues este era el más benévolo de los métodos de

Arenques contra submarinos nazis

Tras la invasión de Noruega por parte de las tropas de Hitler en abril de 1940, los patriotas noruegos, al igual que los daneses, se mostraron decididos a plantar cara a las fuerzas ocupantes en la medida de sus escasas posibilidades y hubieron de suplir su inferioridad con inventiva e improvisación.

Comer verde con los ojos

Singular debió de ser Alfred Bernard, tí­o del célebre escritor francés Tristán Bernard. Al parecer nunca se quitaba el sombrero ni el abrigo para no perder el calor del cuerpo y comí­a sólo al mediodí­a, cuando consideraba que su organismo reclamaba sustento. Solo iba a dormir cuando caí­a reventado de cansancio. Una vez salió de

Zambia y su programa espacial

«Wer’e going to Mars! With a spacegirl, two cats and a missionary» ¡»Nos vamos a Marte! Con una chica astronauta, dos gatos y un misionero» En 1964 Zambia declaró su independencia de Gran Bretaña. Como otros muchos paí­ses africanos que emprendieron la misma senda en aquellos años, probablemente no existí­an las condiciones necesarias para hacerlo,

Burdeles y papas

Perseguido por Federico, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, el papa Inocencio IV se refugió en Lyon con toda su Curia. Allí­ permanecerí­a por espacio de siete años y hasta convocó un Concilio en 1245. Sin duda la Corte papal dejó huella importante en la ciudad francesa, pues como el mismo pontí­fice declararí­a: «Hemos conseguido
Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies