Categoría: Anécdotas de carne y hueso

William Buckland. Un excéntrico caballero Inglés.

  Buckland nació en Axminster en Devonshire y de niño acompañó a su padre, el rector del Templeton and Trusham, en sus caminatas, durante las cuales hallaban y coleccionaban conchas fósiles, incluyendo ammonites del Jurásico en estratos visibles en las canteras. En 1818 Buckland fue elegido miembro de la Royal Society. William Buckland fue conocido

Cada vez que habla un polí­tico español sube el pan

“Estoy muy emocionada porque un capote de la Virgen del Rocí­o siempre llega y la embajadora universal de Huelva nos ha hecho un regalo en nuestra salida de la crisis y en la búsqueda del bienestar todos los dí­as de los ciudadanos”. Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social y rociera. A ella sí­

Valery y las musas

El filósofo y poeta francés, Paul Valery, era una persona bastante desgarbada que no prestaba una atención especial a su imagen. Cierto dí­a, se le acercó una joven que le dijo: -Su aspecto no hace pensar para nada que usted sea un elegido por las musas. -Tiene usted razón, señorita -replicó en voz baja y

Precaución ante los bandidos

El filósofo francés, Ernest Renan andaba con los preparativos de un próximo viaje a Palestina, cuando un buen amigo le advirtió de los peligros del lugar: -Cuidado Ernest, hay muchos bandidos por allí­. Creo que deberí­as llevar contigo un fusil, por si acaso. -¿Para qué? ¡Los bandidos me lo robarí­an!

Los años pasan para todos

El polí­tico y escritor gaditano del siglo XIX, Antonio Alcalá Galiano se encontró con una conocida a la que no veí­a desde hací­a más de veinte años y esta le espetó:”¨ -Don Antonio, le encuentro muy viejo. ”¨í‰l la observó y contestó: ”¨-Tampoco usted está más joven. Le ocurre lo que a los que se

Dirac, el fí­sico con el alma más pura

El progreso de la ciencia requiere de esos cientí­ficos que además tienen alma de artista para cambiar nuestra visión de la realidad, tan sumamente miope. Cada vez que demasiadas preguntas se agolpan en el fondo del laberinto dichas preguntas necesitan ser re-formuladas desde una perspectiva nueva. Ahí­ cobra importancia el cientí­fico audaz, aquel que añade

¿Cuál era la pregunta?

John Kenneth Galbraith (1908-2006) economista estadounidense, diplomático, novelista, cronista periodí­stico y asesor polí­tico de varios presidentes norteamericanos, contaba la siguiente anécdota ocurrida en la Universidad de Harvard, donde habí­a sido profesor: Apareció un pintada sobre una pared de la Universidad que decí­a: – Dios es la respuesta. Al dí­a siguiente alguien habí­a añadido debajo de

Juez del horror

¿Imaginas que en la vista oral en la que te juegas una más que segura condena a muerte, el juez te ordena que te quites el cinturón para que durante la misma se te caigan los pantalones y seas el hazmerreí­r de la sala? Bien, pues este era el más benévolo de los métodos de
Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies