Icehouse: Great Southern Land

Como una especie de antídoto al juego de divertidos tópicos que desarrollaron Men at Work con Down Under en 1981, sus compatriotas Icehouse compusieron al año siguiente otra canción sobre Australia desde una perspectiva bien diferente: Great Southern Land.  

Liderados por el cantante, compositor y multinstrumentista Iva Davies, se formaron en Sidney en 1977 como Flowers, nombre primitivo de la banda, y comenzaron actuando en vivo alrededor de los circuitos de pubs con versiones de Roxy Music, Bowie y Ultravox entre otros.


En 1980 firman contrato discográfico y publican un primer sencillo, Can’t Help Myself, que llega al top 10 de Australia. Poco después sale a la venta el álbum de debut bajo el título de Icehouse cuyos singles We Can Get Together y Walls entraron en el top 20.

Cuando a principios de 1981 firman con Chrysalis Records para los mercados de Europa, Japón y Estados Unidos, tienen que cambiar su nombre debido a restricciones legales y para evitar confusiones con un grupo escocés del mismo nombre. Adoptaron entonces el mismo nombre de su álbum, Icehouse.

La banda pasó buena parte del año de gira recorriendo Reino Unido, Canadá y los Estados Unidos y a principios de 1982 aparece un segundo álbum de estudio, Primitive Man. Aunque lleva la firma de la banda, esencialmente es un proyecto en solitario de Davies quien pasó mucho tiempo experimentando con la Linn Drum Machine, una las primeras cajas de ritmos programables (también había utilizado anteriormente el Prophet-5, primer sintetizador analógico a un precio asequible que fue muy popular hasta mitad de los años ochenta).


Creada en 1977 por los ingenieros Dave Smith y John Bowen, el Prophet-5 lideró el mercado de sintetizadores convirtiéndose en un estándar. Aparece por ejemplo en «Let’s Go» y «Shake It Up» de The Cars o en «Computer World» de Kraftwerk; también en el álbum «Thriller» de Michael Jackson y en «So» de Peter Gabriel. Vangelis recurrió a él para la banda sonora de «Blade Runner» y fue ampliamente utilizado por grupos de synth pop: OMD, Soft Cell, Tears for Fears o Thompson Twins, además de Jean-Michel Jarre, Thomas Dolby, Devo, Eurythmics…

Primitive Man recibió una buena valoración de crítica y público metiéndose en el top 10 de Reino Unido y gran parte de Europa con dos sencillos: Hey Little Girl y Great Southern Land

Durante muchos años después Iva Davies continuaría siendo profeta en su tierra, reestructurando la banda y componiendo temas tan destacados como Crazy o el fantástico Electric Blue.

Great Southern Land es una canción hermosa con la que Davies expresó sus sentimientos hacia la tierra natal. Celebra la belleza única de Australia evocando imágenes y reflexionando al mismo tiempo acerca de la identidad de un país que ha permanecido alejado del resto del mundo podríamos decir que siempre.

«Cualquiera te dirá que es una isla de prisioneros
oculta en el verano de un millón de años»

Estas referencias aluden a los orígenes de Australia como colonia penal y al aislamiento asociado a su devenir. También hay una mención a «escuchar el viento de las montañas», como una conexión espiritual con la tierra ancestral que debe conservarse.


Icehouse habían sido presionados para acortar una canción que sobrepasa los 5 minutos, algo que se consideraba demasiado largo de cara al mercado. Davies se negó y Great Southern Land sonó íntegro en la radio a medida que subía en las listas con su elegante melodía. Más tarde, en 1988, llegó a un público más amplio tras aparecer en la banda sonora de Young Einstein, una comedia disparatada que en Australia fue éxito de taquilla.

La composición hizo un amplio uso de la nueva generación de sintetizadores polifónicos, especialmente cajas de ritmos, poco utilizados hasta entonces en la música australiana. Comienza con una nota de sintetizador muy larga y establece un ritmo hipnótico que va meciéndonos. El resultado es una canción consistente y poética que deja traslucir un respeto profundo hacia la tierra de los australianos. De paso, un tema magnífico que nos dejó la primera mitad de los 80.


Icehouse: Great Southern Land

LYRICS

Standing at the limit of an endless ocean
Stranded like a runaway lost at sea
City on a rainy day down in the harbor
Watching as the gray clouds shadow the bay
Looking everywhere ‘cause I had to find you
This is not the way that I remember it here
Anyone will tell you it’s a prisoner island
Hidden in the summer for a million years

Great Southern Land, burned you black

So you look into the land, it will tell you a story
Story about a journey ended long ago
Listen to the motion of the wind in the mountains
Maybe you can hear them talking like I do
They’re gonna betray you, they’re gonna forget you
Are you gonna let them take you over that way?

Great Southern Land,
Great Southern Land
You walk alone,
like a primitive man
And they make it work,
with sticks and bones
See their hungry eyes, its a hungry home

I hear the sound
of the stranger’s voices
I see their hungry eyes,
their hungry eyes
Great Southern Land,
Great Southern Land
They burned you black,
black against the ground

Standing at the limit of an endless ocean
Stranded like a runaway lost at sea
City on a rainy day down in the harbor
Watching as the gray clouds shadow the bay
Looking everywhere ‘cause I had to find you
This is not the way that I remember it here
Anyone will tell you it’s a prisoner island
Hidden in the summer for a million years

Great Southern Land
In the sleeping sun
You walk alone
With the ghost of time
Well, they burned you black
Black against the ground
And they make it work
With rocks and sand
I hear the sound
Of the strangers’ voices
I see their hungry eyes
Their hungry eyes
Great Southern Land
Great Southern Land
You walk alone
Like a primitive man
You walk alone
With the ghost of time
And they burned you black
Yeah, they burned you black
Great Southern Land
Great Southern Land
Great Southern Land
Great Southern Land

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies