The Plimsouls: A Million Miles Away

Con antecedentes tan ilustres como Beatles, The Byrds, Beach Boys o The Who, a finales de los 70 y primeros 80 el Power Pop vivió su verdadera eclosión coincidiendo con el auge del Punk y la New Wave, con los que compartía distintos rasgos.

Del lado norteamericano estuvieron The Nerves, The Plimsouls, Paul Collins’ Beat, The Romantics, The Fleshtones, The Flamin’ Groovies… y del lado británico The Records, The Vapors, The Chords, Squeeze y The Undertones, entre otros.

En la mayor parte de los casos fueron jóvenes bandas de efí­mera trayectoria que sin embargo tuvieron tiempo de entregar una música vibrante y llena de frescura. Hoy sus temas olvidados serí­an perfectamente rescatables.

Siempre tuve debilidad por una canción bien cantada, bien ejecutada y transmitida con energí­a, así­ que en su fórmula pueden participar todo tipo de ingredientes. El Power Pop regala un esquema simplificado: melodí­a y matices, estribillo claro y guitarras poderosas.

Como una vez leí­ por ahí­ es importante un equilibrio entre nervio y melodí­a. Y -añado- al fondo ha de estar uno mismo, el compositor que pone su alma en cada tema y la banda entera haciendo lo mismo, todos al unísono tejiendo su propia historia.

Desecho por sistema lo más blandengue o aquellas composiciones largas y etéreas fruto del éxtasis egocéntrico de algún autor.

Peter Case, referente del power pop se embarcó a finales de los años 70 junto a Paul Collins (otro grande) y Jack Lee en la aventura corta pero intensa de los mí­ticos The Nerves, de quienes hablamos en su dí­a.

En 1978 Case formó The Plimsouls, uno de los episodios más relevantes de los ochenta. La banda californiana se completó con el batería Lou Ramírez, el bajista David Pahoa y el guitarra Eddie Muñoz.

Tras publicar en 1980 Zero Hour, un espléndido EP con cinco canciones, The Plimsouls ficharon por una multinacional y grabaron su primer álbum, de título homónimo, un catálogo de compactas melodías con mucho gancho de guitarra entre las que brillan Now, In This Town, Everyday Things, How Long Will It Take y Hush, Hush

Plimsouls frecuentaron los clubes de Los Angeles y recibieron el favor de las emisoras de radio universitarias.

Con el segundo trabajo, Everywhere At Once (1983), continuaron alumbrando sólidos himnos de rock and roll y baladas construidas sobre la voz áspera de Case junto a las arrolladoras líneas de guitarra de Eddie Muñoz.

Son de nuevo melodías certeras con un estilo inmediato que sube la tensión: Magic Touch, Oldest Story In The World, Play The Breaks, How Long Will It Take, I’ll Get Lucky

Sin embargo solo lograron un éxito menor con A Million Miles Away y fue gracias a su inclusión en la banda sonora de la película Valley Girl.

Los buenos presagios una vez más no se cumplieron y la esperanza de convertirse en algo más que héroes de club se derrumbó. En 1984 la banda se disolvería.

Todavía en 1988 se publicó One Night in America, un directo grabado en algún lugar de Cleveland que captura el espíritu rockero y el poderío de la banda casi mejor que sus grabaciones en estudio y una década más tarde Peter Case revivió fugazmente a la banda para grabar Kool Trash, otro puñado de trallazos infalibles con Clem Burke, ex de Blondie, a la batería.

The Plimsouls sonaban con total convicción y es uno de los detalles principales que nos emocionan. Su música y estilo merecieron más.

The Plimsouls
A million miles away

LETRA

Friday night I’d just got back
I had my eyes shut
Was dreaming about the past
I thought about you while the radio played
I should have got moving
For some reason I stayed

I started drifting to a different place
I realized I was falling off the face of your world
And there was nothing left to bring me back

I’m a million miles away
A million miles away
A million miles away
And there’s nothing left to bring me back today

I took a ride, I went downtown
Streets were empty
There was no one around
All the faces that we used to know
Gone from the places that we used to go

I’m at the wrong end of the looking glass
Trying to hold on to the hands of the past and you
And there’s nothing left to bring me back

I’m a million miles away
A million miles away
A million miles away
And there’s nothing left to bring me back today

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies