Polybius, el videojuego más siniestro de la historia

Cuenta una leyenda que el videojuego Polybius, presentado en una cabina de juegos tradicional se lanzó al mercado en 1981 por una semidesconocida compañí­a llamada Sinneslöschen con una remesa inicial de solo 7 máquinas distribuidas en algunos salones recreativos de los suburbios de Portland, Oregón.

Comienza así una leyenda negra que incluso provocarí­a muertes…

Al dí­a siguiente de su salida al mercado las máquinas ya tení­an largas colas para jugar frente a la cabina, consistente en un mueble de color negro que como interfaz de control contaba con un solo botón y un joystick, siendo el único adorno de la misma la marquesina con el logo del juego.

Las historias que circulan sobre el juego coinciden en señalar que habí­a algo siniestro en él, algunos de los que lo probaron acabaron odiando los videojuegos por completo. Y es que los relatos sobre sus efectos son demoledores.

¿En qué consistía el juego?

El juego consistí­a en una combinación de luces y gráficos vectoriales estroboscópicos con mensajes subliminales incluidos. En este sentido era similar a la recreativa Tempest, lanzada por Atari un año antes.

El jugador manejaba una nave que disparaba a una serie de enemigos mientras las fases se desarrollaban con una temática tipo puzzle. Su particularidad era que la nave no se movía con el mando sino que la pantalla rotaba alrededor de la nave.

Menú de acceso

Esto, unido a los vistosos gráficos vectoriales y un sonido sintetizado muy superior al de otros arcades de la época, convertí­a a la recreativa en todo un logro técnico tremendamente adictivo.

Muchos sostienen que la calidad de sus gráficos y sonido solo se podí­a obtener en aquella época mediante un super-ordenador gubernamental.

Sus terribles efectos

No obstante sus efectos eran demoledores en el subconsciente humano: brotes epilépticos, mareos, pérdidas de memoria, náuseas, alucinaciones e incluso terribles pesadillas.

Hay quien habla incluso de intentos de suicidio propiciados por los supuestos mensajes subliminales del juego.

Aseguraban por ejemplo ver caras demoní­acas al mirar indirectamente la pantalla de juego que desaparecí­an al fijar la mirada. O que oí­an voces apenas perceptibles, mensajes del tipo «Kill yourself» (mátate), gritos, quejidos de dolor o pánico y hasta voces femeninas diciendo entre sollozos frases como «¿Por qué me haces daño?».

Aunque la máquina era enormemente adictiva al principio, al poco despertaba en el jugador un odio irracional hacia ella y al mismo tiempo la capacidad de recordar en qué consistí­a o cómo era el juego disminuí­a, hasta el punto de que el jugador prácticamente no llegaba a recordar nada al final.

Los hombres de negro

El nombre de la supuesta compañí­a creadora del juego era de por sí­ una advertencia, Sinneslöschen (en alemán «pérdida de los sentidos»), programado al parecer por un tal Ed Rottberg.

Algunos dueños de salones recreativos de la época cuentan que era frecuente ver a señores trajeados de negro supervisando y controlando el estado de la máquina, tomando notas en sus libretas y hablando con los jugadores sobre su experiencia. Esto acrecentó la sospecha de que la máquina pertenecí­a al gobierno estadounidense.

Por aquellos tiempos se creí­a que Atari tení­a contratos secretos con el gobierno y que la supuesta compañí­a alemana no era más que una empresa fantasma bajo la que se escondí­a la propia Atari. Una tapadera para enmascarar un experimento secreto llevado a cabo por el gobierno sobre el sector más joven de la población.

Todo acabó tan súbitamente como habí­a empezado.

Polybius Pantalla
Pantalla de Polybius

Transcurrido un mes desde la colocación de las máquinas, ocurrió la tragedia. Un niño de apenas 13 años murió de un ataque epiléptico mientras jugaba con ella.

Al dí­a siguiente empleados de la compañí­a (por supuesto vestidos de negro), acudieron a todas las salas en donde se habí­a instalado el juego y desmantelaron todas las unidades haciéndolo desaparecer para siempre.

Aclaraciones

Es una historia muy interesante pero hasta que no se demuestre lo contrario, una leyenda urbana en toda regla.

Probablemente se trate de un bulo que surgió en Usenet a raíz del lanzamiento de Tempest, juego arcade similar al descrito por la leyenda. Al parecer con la primera versión de este juego algunos niños sufrieron epilepsia y hubo de retirarse.

Polibyus cuenta con los ingredientes típicos de toda teoría conspiranoica: informaciones contradictorias y falta de pruebas concluyentes.

Además, para la célebre revista Electronic Games que promocionaba y analizaba juegos de todo tipo, no existe constancia real de este juego, solo algunas referencias dispersas.

Polybius en la cultura popular

La historia de Polybius lo ha encumbrado como una de las grandes leyendas urbanas del mundo de los videojuegos.

Sobre el juego se han oí­do todo tipo de historias, pero la más repetida es que se trató de un experimento de Guerra Fría por parte del ejército norteamericano como ensayo con métodos de control mental sobre la población civil.

Polybius Pantalla

No obstante la historia de su retirada tras la muerte de un jugador tienes visos de realidad.

Y es que el caso de los videojuegos capaces de provocar ataques epilépticos no es algo aislado, de hecho las pantallas disuasorias de aviso sobre la epilepsia ya eran algo común en las máquinas de aquella época.

En todo caso la leyenda que rodea a Polybius lo ha hecho blanco de todo tipo de especulaciones y existen muchas referencias en la cultura pop underground. Incluso apareció en un episodio de Los Simpson.

Polybius en acción

Polybius Pantalla
Pantalla de Polybius

Según la leyenda la rápida retirada del tí­tulo provocó que no se conserve nada más allá de la pantalla de tí­tulo y, debido a su escasa distribución, nadie conserva una imagen ROM de la placa.

No obstante, si tienes curiosidad, existe una recreación del juego original que puedes descargar en el siguiente enlace: http://www.sinnesloschen.com/1.php

Rebuscando un poco por YouTube encontré un ví­deo de dicha copia en acción que servirá a modo de aproximación a lo que era el juego en sí­, una perturbadora mezcla de bombardeo de imágenes y sonido estridente:

En la pantalla de entrada del juego se deberá pulsar «0» para acceder al menú de funciones «elevadas». El código a introducir será: 35-34-31-54-12-24-45-43

En estos menús podremos configurar las diversas opciones: mensajes subliminales, fondos lisérgicos, los sonidos sintetizados, activar los efectos pesadillas, sonambulismo, epilepsia, etc.

Como el menú de ajustes resulta complicado recomiendo la lectura del archivo README.TXT adjunto, que aunque en inglés os servirá de guí­a.

Obviamente no es el juego original, como dijimos se ha recreado.

Fuentes

Polybius: la leyenda del juego que… ¿nunca existió?
Polybius, la leyenda del arcade maldito
coinop.org

12 Comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies