Secondigliano, el barrio más peligroso del mundo

Los Napolitanos dicen (y no sin razón) que cuando Oriente Medio se pacifique un poco Secondigliano volverá a ser el barrio más peligroso del mundo.

Secondigliano es un barrio relativamente moderno de Nápoles, un antiguo barrio dormitorio que se ha ido acercando al centro de la ciudad gracias al desarrollo urbaní­stico.

A los problemas tí­picos de cualquier barrio, de cualquier ciudad deprimida (alta tasa de desempleo, drogas, fracaso escolar, etc…) se une un problema mucho mayor: la Camorra Napolitana.

La vida en Secondigliano

La vida en Secondigliano es aparentemente tranquila y nadie podría pensar que este es el barrio más peligroso del mundo. En las calles hay grandes balcones con la ropa tendida en la mejor tradición napolitana. En las esquinas, y en puntos estratégicos de algunas calles, se levantan altares a diferentes Ví­rgenes. Todos pulcros, protegidos por estructuras de carpinterí­a metálica, con las imágenes rodeadas por una fina luz de neón.

Secondigliano

Aparentemente se trata de una ciudad Mediterránea más, enamorada de la luz, la religiosidad y la fiesta… pero no nos engañemos, esta ciudad está controlada por una de las mafias más poderosas y extensas del mundo: La Camorra

El poder de la Camorra

Dicen que la mafia y la camorra controlan el 20% de producto interior bruto (PIB) de Italia, es decir: 422,6 billones de Euros.

Por lo tanto, la Mafia tiene más dinero -solo en Italia- que muchos países del mundo, una cantidad de dinero mayor que el PIB de Argentina, Perú, Panamá y Ecuador juntos.

Las redes de la Camorra se extienden por Europa, USA, Sudamérica y vastas regiones de África.

Disparos y ley del silencio

Bajo la aparente tranquilidad de las calles de Secondigliano impera la ley de las grandes familias mafiosas, el rugir de las pistolas en cualquier esquina y los cuchillos acechando en medio de la noche.

Un ejemplo: hace unos meses cayó la ví­ctima más joven de la guerra de la Camorra. Un chaval de 14 años, hermano de un asesino de otra familia mafiosa que en la cárcel habí­a decidido arrepentirse. Y un poco más lejos, el patriarca del mismo clan fue abatido a tiros junto a su guardaespaldas por los asesinos de la familia rival.

Pero aquí­ reina la omertá, el pacto de encubrimiento o de silencio. Secondigliano alcanzo en los años noventa el record mundial de homicidios por habitante.

Secondigliano 2

«El Sistema»

En Secondigliano no entra la policí­a. En el barrio más peligroso del mundo todo está en poder de «el Sistema» (solo los periodistas y polí­ticos dicen «Camorra»).

Cualquier actividad que se vaya a hacer en el barrio, por ejemplo un concierto, pasa por pedirle permiso a la camorra.

Los motoristas no llevan casco a pesar de estar por ley obligados. Esto es debido a que la mafia quiere ver las caras de la gente que circula en moto con el objeto de comprobar si son policí­as o mafiosos de otros clanes rivales.

El silencio de la personas cuando son preguntadas por esta situación es total.

Niños que matan

Los chavales de diez años en adelante son reclutados por la camorra para vigilar las esquinas e identificar a miembros de otras familias rivales y dar el aviso.

Muchas veces la única salida laboral que le queda a la gente del barrio es trabajar directa o indirectamente para el «Sistema». Empiezan haciendo recados, trapicheando con drogas para acabar convirtiéndose en sicarios o ir escalando puestos en el escalafón mafioso. Los más listos y los que disponen de algo de dinero ahorrado prefieren emigrar al norte y escapar de esta ciudad.

La Camorra Napolitana

La última tragedia fue hace un mes con un múltiple asesinato en el que murieron seis inmigrantes y un italiano.


Se trató de una de las masacres más atroces registradas de los últimos años. Los sicarios llegaron a bordo de un coche y dispararon alrededor de 130 proyectiles contra el grupo de inmigrantes, dejando seis muertos y un herido grave. Pocos minutos antes habí­an acribillado a balazos a un italiano, no muy lejos de allí­.

Si, Secondigliano se ha ganado a pulso el calificativo del barrio más peligroso del mundo.

Secondigliano

La reconstrucción de los hechos sobre la que está trabajando la Policí­a apunta a un ajuste de cuentas o, más bien, al «castigo» infligido por la Camorra contra quienes no querí­an pagar el precio que exige esta organización criminal por vender droga en su territorio.

Un dato interesante es comprobar con Google Maps cómo toda la zona de Secondigliano está sin cobertura. La mafia no permitió a Google meter sus coches para fotografiar sus calles.

242 Comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies