Manic Street Preachers: (It’s Not War) Just The End Of Love

Manic Street Preachers, los rockeros de Gales por antonomasia, dejaron claro desde un principio que eran un grupo de los que tienen un discurso y que utilizarían su música como vehí­culo para transmitirlo. La furia de muchos de sus temas va de la mano de la lí­rica de otros. Son un gran referente de los años 90 al que no se ha dado el merecido reconocimiento.

James Dean Bradfield (voz y guitarra), Sean Moore (baterí­a) y Nicky Wire (bajo) llevan más de dos décadas entregando algunos de los mejores himnos del rock alternativo británico, letras con fuerte acento social y una actitud combativa constante.

Sus tres primeros discos llegaron marcados por composiciones poéticas y reivindicativas, hasta que la misteriosa desaparición de Richey James Edwards en 1995 (guitarrista, letrista y miembro más carismático) los dejó en trí­o provocando un cambio de dirección.

En 1991, a raí­z de una discusión con un periodista que habí­a cuestionado la autenticidad de la banda y sus valores, Richey Edwards respondió escribiendo en su antebrazo las palabras 4 real («de verdad») con una hoja de afeitar que llevaba. La herida requirió hospitalización y diecisiete puntos de sutura.

Un dí­a de noviembre de 1995 Edwards salió del hotel londinense donde se alojaba, subió a su coche y se marchó. Nunca más se le volvió a ver. En el interior de la habitación encontraron una letras escritas, una novela, una maleta, un poco de Prozac y un trozo de papel con la frase «I love you».

Poco antes habí­a retirado más de 2.000 libras de su cuenta, lo que sugiere que tal vez planeaba su desaparición y su coche se encontró abandonado cerca del puente de Severn, un lugar utilizado por suicidas. Sin embargo su cuerpo nunca fue hallado. En el año 2008 la justicia británica lo declaró legalmente muerto. Hay quienes aseguran que aún está vivo y no han faltado numerosos «avistamientos».

No se si será verdad, pero se cuenta que la banda sigue ingresando la cuarta parte de los royalties en una cuenta bancaria creada para él

Apasionado de la literatura y de los grandes gestos dramáticos, Edwards habí­a sufrido profundos ataques de depresión a lo largo de su vida. Estaba atormentado, viví­a al borde de la anorexia y era desmedido en las letras que escribí­a. Además era propenso a autolesionarse con quemaduras y cortes.

Aquel momento, sin duda dramático, los Manics lo superaron revitalizándose con un Pop-rock más clásico, un sonido épico y más matices. Artí­sticamente hablando, enterraron la figura perturbadora de Richey, cuya leyenda (como suele suceder) crecí­a por su cuenta alimentada por la morbosa intriga de tan extraño mutis.

James siguió cantando con esa magní­fica voz que tiene las letras de Nicky Wire, menos erráticas que las de Richey, más hechas. Se sucedieron otros muchos álbumes y un montón de canciones imborrables que los han convertido en uno de los iconos musicales de Gran Bretaña.

En activo desde 1986, nunca los trabajos de los Manic Street Preachers arrasaron en ventas pese a contar con argumentos de peso: la mayorí­a de sus temas emocionan (y eso ya es decir mucho) y el sonido siempre es impecable. Pase el tiempo que pase, tengo a bien escuchar a una banda que son de lo mejorcito de la música británica.

El primer sencillo de su décimo álbum, Postcards From a Young Man (2010) (It’s Not War) Just The End Of Love es una canción que junto a cierta nostalgia transmite una inconfundible sensación de vitalidad y urgencia. Tiene el sonido tan claro y potente que sólo necesitas escucharla una vez y la recordarás.

Manic Street Preachers: (It’s Not War) Just The End Of Love

LYRICS

To feel forgiveness, you gotta forgive
Do you see the stars or the darkness begin?
You fight your war, I fight for my life
You pay your dues and i’ll pay mine

It’s not war, just the end of love
Just like before but it’s never enough
Oh, it’s never enough

You fight your war, I fight for my life
You pay your dues, and i never pay mine
To feel forgiveness you gotta forgive
It’s lost on me, I believe in revenge

It’s not war, just the end of love
You’ve got the looks, but I’ve got the scars
It’s not war, just the end of love
To feel some tenderness, do you have to give up?
Do you have to give up?
Do you have to give up?

It’s not war, just the end of love
Just like before, but it’s never enough
It’s not war, just the end of love
You weathered the storm but sheltered the loss
But sheltered the loss
But sheltered the loss

Manic Street Preachers: (No es la guerra) sólo el fin del amor

LETRA en español

Para sentir el perdón, tienes que perdonar
¿Ves las estrellas o la oscuridad comenzar?
Tú peleas tu guerra, yo lucho por mi vida
Tú pagas tus deudas y yo pagaré las mí­as

No es la guerra, sólo el fin del amor
Al igual que antes, pero nunca es suficiente
Oh, nunca es suficiente

Tú peleas tu guerra, yo lucho por mi vida
Tú pagas tus deudas y yo nunca pagaré las mí­as
Para sentir el perdón, tienes que perdonar
Esto se me escapa, creo en la venganza

No es la guerra, sólo el fin del amor
Tú tienes las miradas, pero yo tengo las cicatrices
No es la guerra, sólo el fin del amor
Para sentir algo de ternura, ¿a qué tienes que renunciar?
¿A qué tienes que renunciar?
¿A qué tienes que renunciar?

No es la guerra, sólo el fin del amor
Al igual que antes, pero nunca es suficiente
No es la guerra, sólo el fin del amor
sobreviviste a la tormenta a cubierto de la pérdidas,
a cubierto de las pérdidas,
a cubierto de las pérdidas.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies