Rascacielos y regresión económica

Afirma una teorí­a que la construcción de los edificios más altos a menudo coincide con perí­odos de crisis económica, una especie de recurso que se reactiva precisamente ante dichas circunstancias. Como ejemplos, 1930: Empire State (La Gran Depresión), 1974: World Trade Center (crisis petrolí­fera mundial). La idea convence, tiene visos de realidad, pero sin olvidar las burbujas inmobiliarias que alimentan la megalomanía en esos super proyectos asiáticos que van cobrando cada vez mayor protagonismo.

China, Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Kuwait.. han tomado la iniciativa y mientras, arquitectos de distinto signo tratan de colocar en Turí­n, Caracas o Sabadell el proyecto definitivo que los haga pasar a la posteridad. ¿Quién no siente predilección casi magnética por esas moles que marcan la fisonomí­a de la ciudad que las alberga? A todos los que fascine el tema recomiendo visitar Skyscraperpage para deleitarse con diagramas, mapas e información pormenorizada acerca de los gigantes de hormigón repartidos por el mundo.

8 Comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies