Wayfaring Stranger, una plegaria antes de la batalla

En 1917, la justamente celebrada película de Sam Mendes, poco antes del final el protagonista -un agotado Schofield– alcanza a escuchar un canto, un dulce lamento hacia el que se dirige hechizado.   

Y es entonces cuando en un claro del bosque encuentra al fin las tropas inglesas que busca en su misión infernal. Antes sus ojos, un montón de soldados silenciosos, casi fantasmales, la mayoría demasiado jóvenes (como en tantas guerras), que permanecen sentados en el suelo embelesados con una voz que frente a ellos entona The Wayfaring Stranger.

Después de escapar de las bombas y lidiar con la muerte, esta escena presidida por una canción hermosa y sombría proporciona a Schofield un momento de paz profunda y al espectador un punto de reflexión. 

The Wayfaring Stranger conocida también como Poor Wayfaring Stranger o I Am a Poor Wayfaring Stranger es una canción de tipo espiritual-gospel cuyo origen se remonta al s. XIX y, tal como ocurre con la mayoría de las canciones populares, existen muchas variaciones de su letra.

1858 parece ser la fecha en que dicha letra aparece publicada por vez primera, concretamente formando parte de un cancionero cristiano. Se cree que la canción pudo derivar de un himno de origen alemán. 

Durante la Guerra Civil estadounidense fue conocida como el Himno de la prisión de Libby pero hubo que esperar hasta 1944, cuando se convirtió en una de las canciones emblemáticas del músico y actor Burl Ives, célebre tanto por sus canciones para niños y temas de música popular como por sus interpretaciones en numerosas películas de Hollywood en las décadas de los cincuenta y sesenta (era, por ejemplo, el padre de Paul Newman en La gata sobre el tejado de zinc y aparece también en Horizontes de grandeza y Al este del Edén).

Burl Ives con Paul Newman en La gata sobre el tejado de zinc (1958)

Nadie conoce con certeza la raíz del «pobre caminante» pero el caso es que ha permanecido con nosotros desde hace mucho tiempo y cada época y estilo la han vuelto a recoger para volver a cantarla con los ojos entornados. 

Aunque Wayfaring Stranger fue adoptada frecuentemente por el mundo del Country y el Folk, en realidad a nadie pertenece y resulta perfecta para poner a prueba de qué madera está hecho el artista que se atreve con ella, cosa que han hecho Pete Seeger, Joan Báez, Emmylou Harris, Johnny Cash, Jack White o Ed Sheeran entre otros muchos, 

Debido a su origen y a su sentido espiritual, las líneas de este canto presentan un fuerte acento religioso, incluidas alusiones al río Jordán (en la Biblia los israelitas entran por primera vez a la tierra prometida cuando atraviesan el río Jordán), a la cruz y a la redención. Es la noción del paraíso como promesa de una mejor vida después de la muerte. 

Referencias religiosas aparte y volviendo al contexto de la película 1917, Wayfaring Stranger declara la desolación del soldado en el frente, tan próximo a la muerte como lejos de casa, que se ve impulsado a entonar una emotiva plegaria. 

Y es por extensión una alegoría vibrante y desgarradora sobre la soledad del viajero, del desarraigado, en otras palabras: sobre el camino azaroso de la propia vida.  

Desde que Burl Ives y compañía la rescataron a mediados de siglo pasado, este himno de aflicción fue mutando de mano en mano, adaptándose a realidades distintas. La universalidad de su mensaje ha permitido que «Wayfaring Stranger» se encuentre fuera de todo tiempo.

Existen versiones a cargo de grandes intérpretes, no obstante en este caso nos quedamos en la propia película. Merece la pena escuchar la voz pura del actor y cantante Jos Slovick.

I Am a Poor Wayfaring Stranger, performed by Jos Slovick in the film 1917 

I Am a Poor Wayfaring Stranger

LYRICS

I am a poor wayfaring stranger
I’m travellin’ through this world of woe
Yet there’s no sickness, toil, nor danger
In that bright land to which I go

I’m going there to see my father
I’m going there no more to roam
I’m only going over Jordan
I’m only going over home

I know dark clouds will gather ‘round me
I know my way is rough and steep
But golden fields lie just before me
Where God’s redeem shall ever sleep

I’m going home to see my mother
And all my loved ones who’ve gone on
I’m only going over Jordan
I’m only going over home

I’ll soon be free from every trial
My body sleeps in the church yard
I’ll drop the cross of self denial
And then turn on my great reward

I’m going there to see my saviour
To sing his prays for ever more
I’m only going over Jordan
I’m only going over home

Solo soy un pobre caminante forastero

LETRA en español

Solo soy un pobre caminante forastero
un viajero por este mundo de aflicciones,
sin embargo no hay enfermedad, fatiga ni peligro
en la tierra luminosa a la que voy.

Voy allí a ver a mi padre,
ya no vagaré más
acabo de cruzar el Jordán
simplemente regreso a casa

Sé que las nubes negras se ciernen sobre mi,
sé que mi camino es duro y escarpado
pero campos dorados se levantan ante mí
donde los redimidos de Dios duermen eternamente

Voy a casa a ver a mi madre
y a todos mis seres queridos que se han ido
acabo de cruzar el Jordán
simplemente regreso a casa

Pronto quedaré libre de toda prueba
mi cuerpo descansará en el patio de la iglesia
me desprenderé de los sacrificios
y recibiré mi recompensa

Voy a ver a mi salvador
para cantar sus alabanzas por siempre
acabo de cruzar el Jordán
simplemente regreso a casa

Etiquetas:, ,

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies