España, el paí­s de la estafa continua e institucionalizada

Soy un pequeño empresario informático, tan pequeño que en nuestra empresa solo somos dos personas: mi socio y yo.

Por lo visto no solo tenemos que torear con los clientes que no pagan, que pagan cuando les da la gana o que te ofrecen directamente 50€ sin IVA máximo para la instalación de un servidor con varios días de trabajo; además tenemos que soportar que todo un mundo de servicios básicos prospere a costa de timarnos a diario….

Por lo tanto, como ya estoy más que harto de que la estafa se haya institucionalizado no me queda más que escribir y contar mis experiencias para poder desahogarme.

Así­ que empecemos por el breve relato de “las estafas acontecidas este mes.»

La primera: ONO

Solicito a ONO una dirección IP fija y les pido que solucionen los problemas de conectividad que viene arrastrando el maldito cable-módem.

Me llaman a las ¡tres semanas! para confirmar que ya tengo IP fija y que además han resuelto los problemas de conectividad que estaban produciéndose en mi barrio por «causas ajenas».

Perfecto, me pongo manos a la obra y migro las cuentas de email y la web al servidor de la empresa y ¡zasss!, la primera en toda la boca. A las dos semanas me quedo sin acceso al correo y a la web. Lo compruebo y obviamente mi IP ha cambiado.

Llamo a ONO y me dicen que yo nunca he solicitado una IP fija ¿?

Les digo que quiero darme de baja inmediatamente porque ya estoy hasta los mismísimos y sorpresa, el proceso para darse de baja es más complicado que conseguir audiencia del Papa. De postre cargan en mi cuenta corriente la factura DOS VECES.

La segunda estafa: BANKINTER

Observo en los extractos de la cuenta corriente que Bankinter me está cobrando desde hace dos meses unos cargos de 18€ con la referencia «FR Internet». Me acerco a mi sucursal y pido explicaciones.

Me comentan que dicha facturación proviene del uso de los servicios de la banca On-line. Les comento que llevo desde el año 2000 utilizando banca On-line y que jamás me habí­an cobrado nada por ello. La empleada del banco insiste en que siempre han cobrado ese servicio. Con la pasta que se ahorran en personal e instalaciones me parece una vergüenza que cobren por algo tan básico y necesario como operar por Internet.

Resultado: ya solo pienso en buscar otro Banco.

Tercera estafa: UNION FENOSA

Como ya estoy quemado con todos me pongo a revisar los recibos de la luz y ¡sorpresa!, llevo varios meses pagando las mismas cantidades en mis recibos.

Llamo a UNION Fenosa y después de quince minutos con la musiquita al teléfono me dicen que efectivamente se trata de un error, y que lo que debo hacer es bajar al cuarto de contadores y controlar mi consumo para luego compararlo con el del recibo. ¡TOCATE LOS….! Al parecer tengo yo que molestarme en controlar día y noche un maldito contador por el que además cobran un alquiler adicional en todos los recibos (siendo además obligatorio tenerlo).

Cuarta estafa: BANESTO Y los Huérfanos de la Legión

Como no hay dos sin tres, me pongo a repasar como loco todas las facturas y extractos bancarios del último año y ¡zasca!, otra estafa.

Observo que en mis extractos aparecen unos extraños cargos en la cuenta corriente donde tengo domiciliada la hipoteca. En estos cargos aparecen varios recibos de LOS HUERFANOS DE LA LEGION. Me voy echando leches a Banesto y les digo que jamás he tenido nada que ver con la Legión. Me dicen que se trata de un error que subsanarán… ¿?

Quinta estafa: ACENS Servicios de Internet

Me llama un cliente hecho una furia diciéndome que lleva varias horas sin correo ni web. Reviso mis servidores y veo que todo está correcto, no hay ningún tipo de fallo.

Como el DNS lo gestiona Acens llamo a Acens y les pregunto si hay algún problema y … ¡me cuentan que este DNS está bloqueado por falta de pago!

Les indico que tengo los pagos al dí­a, que siempre los pagué puntualmente con tarjeta de crédito. ¿Y qué contestan? Que desde este mes ya no aceptan tarjetas de crédito debido al coste de su gestión y que he de abonar a partir de ahora mediante transferencia o domiciliación bancaria.

¡Cojonudo! Mi cliente mientras tanto histérico.

Podrí­a seguir contado cosas de forma interminable:

Los cargos duplicados de Hacienda, la imposibilidad de darme de baja de la empresa de alquiler de servidores IBERCOM debido a que imponen un año de penalización, los cargos duplicados de la empresa que gestiona nuestra comunidad de vecinos Gestí­n S.A., el precio abusivo del roaming de Vodafone y su tarifa plana de voz que no aplican, los cargos bancarios de una extraña revista llamada Empresarios Españoles, etc.

En fin, está claro que la estafa en este paí­s se ha institucionalizado y no hemos conseguido (ni han permitido) frenar a tanto mangante. Pero joder, venid de uno en uno y ya que tengo poco dinero ¡al menos estafarme pocas cantidades!

23 Comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies