Planchado extremo

Por alguna extraña razón, ahora que España (aka Españistán) se aproxima al precipicio, con una encrucijada perversa y dramática ante las narices de los ciudadanos, las ideas absurdas llevadas a la práctica acaparan de manera creciente mi interés. Mecanismos de evasión, supongo.

Son ese tipo de nuevas prácticas que combinan ejercicio o deporte extremo con estupidez humana, a fin de cuentas un pozo sin fondo. En concreto hay una actividad que fue bautizada como «planchado extremo» (Extreme ironing» en inglés, «EI» abreviado), ideada a finales de los 90 y que combina:

La emoción de una actividad extrema al aire libre con la satisfacción de una camisa bien planchada.

Sublime.

Un dí­a un tal Phil Shaw llegó a su casa al finalizar su trabajo en una fábrica textil de Leicester, Inglaterra. Tení­a ante sí­ una buena pila de ropa arrugada y después de pensar que preferirí­a estar escalando a una montaña, sacó su tabla de planchar al jardí­n y se puso a la tarea. Más tarde se decidió junto a un amigo a repetir en los Alpes y luego en las copas de los árboles de la Selva Negra.

Sí­, la idea consiste en transportar una tabla de planchar a un lugar remoto, peligroso o de difí­cil acceso y ponerse allí­ a quitarle las arrugas a la ropa. Hasta hay una organización para practicantes y seguidores del Extreme Ironing.

Y avisan: «La Organización de Planchado Extremo no acepta responsabilidades por accidentes causados por la práctica de este deporte».

De momento no se conocen mártires del singular juego pero en la Red se pueden encontrar muchas e impagables fotos. El primer Campeonato Mundial de Planchado Extremo se llevó a cabo en Alemania en 2002.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies